Nuestra institución –como toda institución educativa- constituye un sitio privilegiado para la formación de valores en general por su carácter masivo y su potencial impacto social; considerando que los valores no se desarrollan en los individuos de forma automática, requieren de un proceso educativo intencionado y sistemático. Asimismo la premisa básica de la pedagogía de los valores es que estos se desarrollan viviéndolos. Como dice ARCHIDEO Lila “Para que realmente el valor se constituya en tal para el hombre, tiene que resolver su tendencia al recto actuar, al actuar con libertad y rectamente”.

A. AMOR
• “Hijas mías: ciertamente creo que Jesús habrá inspirado en vuestros corazones, nuevos y siempre vivos propósitos de amor y de perseverancia para seguirlo; y, con seguridad los habréis de cumplir”. Madre Rosa Gattorno.
• Amor es la voluntad de extender el sí mismo de uno con el fin de promover el crecimiento espiritual propio o de otra persona.
• Es el principio que crea y sustenta las relaciones humanas con dignidad y profundidad. Es el catalizador para el cambio, el desarrollo y los logros.
• “El que ama viene de Dios está en Dios, Dios está en él y en él vive. El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.”

B. SOLIDARIDAD
• “Dios mío, dame cien brazos para poder usarlos todos por ti”.
Madre Rosa Gattorno.
• La solidaridad es una actitud y un comportamiento. Actitud porque nos inclina a responder favorablemente a las necesidades de nuestro prójimo y un comportamiento cuando se concretiza en acciones. La solidaridad se convierte en una virtud al transformarse en participación.
• La solidaridad es la ayuda mutua que debe existir entre las personas, no porque se les conozca o sean nuestros amigos, simplemente porque todos tenemos el deber de ayudar al prójimo y el derecho a recibir la ayuda de nuestros semejantes.

C. JUSTICIA 
• Justicia es permitir que todos los hombres y todas las naciones del mundo tengan la posibilidad de crecer física, intelectual, moral y espiritualmente, reconociendo su dignidad y derechos inalienables.

D. LIBERTAD
• La libertad es la voluntad de actuar con autonomía y responsabilidad en la realización de nuestro proyecto de vida respetando al otro.
• La libertad  es el instrumento que puso Dios en manos del hombre para que éste realice su destino. (E. Castelar).

E. VERDAD
• La verdad es Luz y es Vida. Por ello, la verdad, para el cristiano, antes que ser una doctrina, es la Persona de Cristo: “Yo soy la Luz del mundo”, “Yo soy la Verdad”. (M. Quoist).
• La verdad es lo que nos hace libres al actuar con transparencia, nos otorga y genera la confianza indispensable para amar sin reservas y entregarse plenamente, fin último de toda relación humana.

F. IGUALDAD
• La igualdad es un valor que ofrece la posibilidad de que cada ser humano tenga los mismos derechos y oportunidades.
• La igualdad es la base fundamental de toda sociedad libre y democrática, la única garantía de un sistema plenamente participativo, moderno y avanzado, en el que todas  las personas podamos beneficiarnos de un proyecto común de bienestar social y calidad de vida.

G. RESPONSABILIDAD
• Es un valor que está en la conciencia de la persona que le permite reflexionar, administrar, orientar, valorar y asumir las consecuencias de sus actos siempre en el plano de lo moral.
• Ser responsable es asumir las consecuencias de nuestras acciones y decisiones. Ser responsable también es tratar de que todos nuestros actos sean realizados de acuerdo con una noción de justicia y de cumplimiento del deber en todos los sentidos.

H. RESPETO
“El respeto a la dignidad humana es el camino de la paz”
• Es reconocer apreciar y valorar a mi persona, así como a los demás y a mi entorno. Es establecer hasta dónde llegan mis posibilidades de hacer o no hacer, como base de toda convivencia en sociedad.
• Es el reconocimiento del valor inherente y los derechos innatos de los individuos y de la sociedad.

I.  PAZ
• “Al hablar, al corregir, siempre sea con santa paz y que verdaderamente tales correcciones sean hechas sólo por dar gusto a Dios” Madre Rosa Gattorno.
• Paz, en el sentido bíblico, significa seguridad plena y próspera, “fruto de la justicia”. Es vivir bajo el respeto mutuo, tolerante y comprensivo para con los demás.
• Cristo puso gran énfasis en la transmisión de la paz, dando para ello el más sublime de los testimonios: “Mi paz os dejo, mi paz os doy”. Y la convirtió incluso en una fórmula de saludo: “La paz sea con vosotros” (J. Dagorne)

Calle Arica #338. Tacna - Perú / (0 52) 42 4721 / secretaria@cepsantaana.edu.pe, informes@cepsantaana.edu.pe